lonas publicidarias

Errores más comunes al colocar lonas

La publicidad exterior o Street Marketing mezcla la vida cotidiana con la publicidad, generas un mayor impacto y un acercamiento más directo con el consumidor. Si ya tienes un diseño de lona publicitaria para promocionar tu empresa y deseas colocar el cartel, tienes que considerar múltiples aspectos que son de gran importancia.

El propósito fundamental de una valla publicitaria es transmitir un mensaje masivamente y que llame la atención de las personas. Las vallas se han convertido en parte habitual del paisaje urbano e interurbano. Por ello, es crucial tener en cuenta su colocación y su correcta instalación, porque es posible que el cartel tenga un diseño de calidad y sea muy creativo, pero si este último paso, no se planea y se desarrolla de manera óptima, todo el esfuerzo y el proceso de creación  resultará estéril.  

Aunque sean lonas publicitarias baratas, la óptima instalación de éstas es fundamental para alcanzar el objetivo. En consecuencia, te enseñaremos los errores más comunes que se producen en el momento de colocar un cartel publicitario con el fin de que no cometas estos mismos errores.

Un lugar donde no circule gente

Para elegir el sitio donde se va a instalar la valla, hay que tener en cuenta que debe ubicarse en un lugar donde exista una densa frecuencia de paso de peatones o personas que circulen con automóviles durante las 24 horas del día y los 365 del año. De no considerar este aspecto, estarías cometiendo un grave error, que es muy común cuando se coloca un anuncio de este tipo.

Instalarla en un lugar que no sea visible

Es imprescindible que se instale en un espacio donde pueda apreciarse el rótulo del anuncio desde diferentes panorámicas y puntos de vista. Las lonas baratas no carecen de importancia en este aspecto, y hay que aprovechar sus características para que las puedan ver un gran número de personas.

La altura inadecuada

Uno de los objetivos de la instalación de una valla es que se aprecie claramente cada uno de sus elementos. En efecto, es indispensable que el cartel se ubique a una altura correcta para que sea visible desde distintos puntos,  por lo que si no contemplas este elemento el cartel no causará ningún efecto.

Que no haya otros elementos limitantes

También es primordial que no se coloque la lona publicitaria en un sitio donde predominen elementos que puedan obstaculizar la visión de la lona, es decir, que dificulten la correcta lectura del anuncio. No verificar estos detalles es un error común en el proceso de instalación por parte de algunas empresas inexpertas en la materia.

Que nadie se entere de tu iniciativa

No contarle a nadie el lugar donde vas a colocar el cartel publicitario es esencial, obviamente, esto lo tienes que discutir con los socios o las personas involucradas en el proceso, pero lo recomendable es que no se lo planteen a ningún individuo que no tenga vínculo con la compañía. Siempre puede haber alguien que se adelante a ti.

No verificar por última vez

Puede que no te equivoques en ninguno de los aspectos anteriores, pero siempre se recomienda echarle un último vistazo al cartel para revisar que no tenga errores de impresión de lonas, como defectos en los colores o cualquier otro error, que implique una decadencia en la calidad del contenido de la valla publicitaria.

No contratar a empresas especializadas

Si no posees conocimiento de cómo debería ser el proceso de instalación de una valla publicitaria, lo ideal es que no cometas el error que muchas compañías han cometido, y es que no contrates a una empresa experta en impresión de lonas, que además cuente con experiencia en este ámbito y que te ofrezca buenos precios y mejores resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *