Impresión lonas

Las 10 reglas para optimizar tu inversión en marketing impreso

Actualmente, la tecnología ha incrementado el nivel de competitividad de las empresas, y cada vez más, que te compren tu producto o servicio es todo un reto.

Tanto si estás arrancando tu startup, como si estás preparando acciones de marketing para tu empresa, hoy os mostramos las 10 reglas de oro para optimizar tu inversión en material impreso. 

  1. Protege los archivos de identidad corporativa y de diseño gráfico

Organiza y localiza los materiales de diseño gráfico de tu empresa, o bien, si es un profesional externo el que ha diseñado tu logotipo, debe enviártelo en formato vectorial para no perder su calidad. Otra cosa que debes tener en cuenta es que hay que incluir las referencias de todos los colores de tu imagen corporativa.

Si quieres imprimir una lona publicitaria de 3×4 metros con una imagen enviada por Whatsapp te dará una calidad detestable. Si aún no tienes tu imagen corporativa puede ser un buen momento para tener en cuenta que un diseño puede causar un alto impacto económico en los costes de impresión. Infórmate siempre sobre el resultado de la impresión en relación a los archivos originales a imprimir. Es muy importante.

  1. No te guíes solo por el precio

Ya sabemos que el precio es un factor clave para tomar una decisión de compra, pero también hay que tener presente otros factores. Si tu presupuesto es ajustado debes “marcar” una calidad mínima de impresión. No quieres que tu cliente perciba que tienes recursos limitados ¿verdad?

Nosotros te podemos asesorar en este sentido, en muchas situaciones una buena calidad implica una pequeña variación en el precio, que incluso puede ser más económico por motivos de producción.

  1. Quédate con lo mejor de tu imprenta

Una buena imprenta debe tener una atención y consultoría personalizada,  ajustar los tiempos de entrega a 24h o menos, precio, variedad, calidad, tecnología de impresión, etc.

Valora estos aspectos y ¡decide!

  1. Comprueba y repite patrones

Tanto si estás empezando con tu empresa como si ya la tienes consolidada, sabes que la reiteración es la mejor garantía para minimizar los errores. Te aconsejamos, que dediques tiempo a definir cómo se adaptará la comunicación impresa de tu empresa en los diferentes formatos que existen, de esta forma evitarás pérdida de tiempo y de dinero.

  1. Planifica

Muchas imprentas cobran un suplemento por aquellos encargos de carácter urgente, como también la logística puede ser más cara. Hay que tener en cuenta que las diferencias de tarifa pueden ser abismales.

Programa tus impresiones de lonas con antelación dentro de tu estrategia de marketing, de esta forma ahorrarás y tendrás un margen si el resultado no es el esperado.

  1. No sucumbas a la tentación de lo escalable

Un cambio de dirección o de teléfono, variaciones de referencias de un proveedor que “obliga” a reimprimir un catálogo, un nuevo logo que implica imprimir nuevo material corporativo, una campaña que no funciona según lo esperado, pueden hacer que tengas   pérdidas en material impreso. Son factores a tener en cuenta.

Imprime pensando en corto plazo y en tus necesidades inmediatas.

  1. Desmárcate

Hoy en día, podemos imprimir sobre cualquier material mediante varias técnicas. Trabaja con materiales, formatos y acabados que faciliten que la imagen sea impactante para tus clientes. 

  1. Investiga y copia

Muchas empresas utilizan paneles led con telas impresas en sus puntos de venta, en un contexto en el que las promociones pueden durar días, es imprescindible que el producto se pueda cambiar con facilidad y a bajo coste.

Observa qué productos impresos utiliza tu competencia, y consulta con tu imprenta para analizar qué necesidades puede cubrirte y si te encaja, mejóralo.

  1. Subcontrata y reutiliza

Tal y como dice el nombre, reutiliza cuando puedas. Si tienes expositores tipo roll up ubicados en varios lugares, puedes reutilizarlos a bajo coste. Hay sistemas dónde el empleado puede recambiar la gráfica, o bien puedes contratar un servicio de recogida, mantenimiento de las estructuras por parte de tu proveedor, etc.

Analiza lo que más te interesa y reutiliza, posiblemente puedas incorporar un proceso que haga un poco más competitiva a tu empresa.

  1. Apuesta por el cross channel marketing

El cliente tiene hábitos de compra en los que da saltos del ámbito online al ámbito offline.

El Cross-Channel describe la experiencia de un cliente que ha combinado distintos canales en el mismo proceso de compra y propone una visión integrada de los mismos. Presenta los contenidos personalizados a un usuario a través de los distintos canales de interacción digital .

El producto impreso es muy importante para canalizar dicho cruce entre online y offline. Códigos QR, emailing personalizado por segmentos, códigos promocionales, todos ellos son fundamentales para conectar los diferentes canales de marketing

¡Facilita a tu cliente que pueda seguir su camino hasta comprar tu producto o servicio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *